La seño Sere

Testimonio compartido

Ángel y ángelas

Ángel. Ese nombre le puse tiempo después. Nunca más lo vi. Él les había explicado exactamente lo que había pasado. Les había entregado un dinero para mí. Tiempo después me dijeron que llamó un par de veces para ver si necesitábamos algo. Pero ni las monjas ni yo sabemos nada más de él.

–       Vos si sabes de qué estoy hablando Ángel ¿no?

Cada vez que pienso en vos se me llena el corazón de agradecimiento y los ojos de lágrimas, como en este momento.

Por favor perdoname por la forma en que te trate. Te quiero. Sé que no tengo ningún derecho ¡que expresión rara! a decir que te quiero. No es que me haya enamorado de vos. Vos me devolviste la capacidad de enamorarme de la vida. Eso te debo. Y eso no se paga. Ahora sé que hay cosas en la vida que no se pagan. Dios mío, casi todo en la vida puede ser un regalo o un castigo. Y casi todo depende de la forma en que uno lo tome. Vos sos el portador de un mensaje, digamos de la tarjeta que acompañaba el regalo de la vida que se me había dado hacia tanto tiempo y que yo no había sabido encontrar. Gracias a vos empecé a leer el mensaje con el que había venido a este mundo, pero del cual yo no tenía ni idea. Claro que entonces ni siquiera me di cuenta. No supe ni darte las gracias . . . Perdón mi Ángel.

Querido lector, querida lectora, siento que lo más importante ya fue dicho. ¡qué trago! Bueno, no es para tanto. Escribirlo es nada con lo que fue estar tragándolo todo aquel tiempo. Ahora lloro en paz. Entonces no sabía ni llorar.

Sólo queda querer leerlo. Es decir, leer derecho en el libro de la vida que los humanos, algunos, a veces, nos empeñamos en escribir torcido.

Las monjas me criaron como hija. Es decir tres, porque a las tres nos dieron lo que jamás habíamos tenido: una cama limpia para cada una, caricias sanas, palabras impecables, una familia, una casa, educación . . . nos curaron.

Me hicieron terminar el secundario en un nocturno que hay en el pueblo. Las nenas empezaron a ir a la escuela, a tener amiguitas y cumpleaños. Me ayudaron a encontrar a mi familia, a recuperar mi DNI, me dieron trabajo . . . tuve un sueldo . . . comida . . . ropa . . . y me enseñaron a reconocer a nuestro papá y a nuestra mamá. Y a quererlos, porque al principio no los podía querer, sólo quería reclamarles . . .

Lloro de sólo recordar todo esto. Me enseñaron casi todo lo que se. Parecen tonteras, pero yo les digo que no lo son. Para mi fue todo y les costo lo suyo. Nunca me lo dijeron pero sé que por nosotras pasaron cosas que no debería pasar nadie que da su vida por otros. Bueno, en realidad, al maestro lo crucificaron por eso . . . ¿no?

Cuando terminé la secundaria a ellas las sacaron del hospital. Se quedaron sin presupuesto[1] en la municipalidad para pagar tres sueldos de monjas . . . esto si que no lo creo. Me dio una rabia tremenda porque allí empecé a descubrir que “afuera” también se hacen cosas como las que se hacen allá en nosedónde. Pero me llevaron con ellas a otra ciudad y me preguntaron si no quería estudiar para maestra.

¿Maestra, yo . . . ?

Ya les dije que soy maestra. Maestra rural. Vivo en la escuela.

Una de las hermanitas murió. Gastadita falleció la Sor. Las otras, con sus hermanas sigue trabajando en el rescate de chicas de la calle. A veces me pregunto si no serán socias de Ángel. No lo sé. Lo que sé es que deben tener una legión de ángeles para hacer lo que hacen. Muchos, muchos más que los que las ignoran y las desprecian.

Gracias Hermanas por enseñarme a ser . . . hija de Dios . . . y tantas cosas más . . .


[1] Y he aquí que en nombre de su justicia cometieron asesinatos; porque su justicia era antes que nada igualdad. Antoine de SAINT EXUPÉRY: Ciudadela, en: Obras completas, Barcelona, Plaza y Janés, 1967, p. 633.

→ sostener la esperanza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: